UNA VEZ FUI TODOS LOS ANIMALES


Tenían que haber sido tres,
pero son dos.
Hablo con el del medio
de cuando en cuando.
Invento cuentos de polillas
y de arañas, de libélulas
que consiguen
elevar su pesado cuerpo
con tan frágiles alas,
de ángeles que flotan
junto a nosotros y pregunto
por los que están más allá.

Nunca terminé tu carta
pero todas empiezan igual:
una vez fui todos los animales...

4 comentarios: