“No prueba nada, contra el amor, que la amada no haya existido jamás.” Antonio Machado 



Nadie podrá arrebatarte los ojos 

que pintaste 

detrás de su pétrea mirada,

ni la suavidad de aquella piel 

de sus, en verdad, 

tornadizas manos,

los besos de un metal herrumbroso 

que disfrazaba tu saliva dulce,

ni la música de las esferas 

que escuchabas cuando hablaba. 

No reniegues de lo que sentiste, 

aunque te lo inventaras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario