Aunque se astillen las manos 

por los giros de la rueca, 


no atardece aún en mis ojos 


el asombro.


Gira y da vueltas, 


mas no aclara, no alumbra. 


Asombra. 

 

5 comentarios:

  1. Tus ojos no atardeceres núnca, porque miran más hacia dentro,donde nace tu poesía...tus maravillosos poemas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis ojos sí atardecen y mis manos también pero el color naranja del atardecer es bonito también…
      Perdona que haya tardado en responder, no podía entrar en el blog…😂

      Eliminar
  2. Hice un comentario y salió en tu poema como anónimo.Soy moi...Espero que me conozcas..no me dejó entrar con mi nombre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi anónima favorita…
      Mi Amelia querida.

      Eliminar