Un ínfimo punto pálido 

entre cometas, nebulosas 

y otros cuerpos celestes,

pero brillante por la luz 

de una estrella a la que rodea 

y resistente como el grano 

de un mineral que no se puede rayar. 

Aunque lo intenten, 

con sus lanzas y su ruido,

no dan en la diana, 

ni se escucha desde la música 

de los que nacen y mueren 





                                         

y aman.

2 comentarios:

  1. Nacer...morir....amar...la síntesis de la vida,en un maravilloso poema.Gracias Maria bonita.

    ResponderEliminar