Los besos que no damos; 

¿se disecarán sobre el éter

o caerán sobre el asfalto gris, 

como la pluma más bella 

de un pájaro? 

Los cuerpos que no amamos; 

¿extrañarán el abrazo 

como duelen los dedos  

al que perdió la mano? 

La vida que no vivimos;

¿proseguirá su curso en otro espacio, 

donde todos los besos serán dados,

el manco tocará con maestría 

su piano y en las noches frías 

se prenderán todas las hogueras 

con las llamas de los sueños 

olvidados?

Los propósitos inconscientes; 

¿vuelan simultáneos y conscientes 

a la trama de la vida?

No hay comentarios:

Publicar un comentario