Las cortinas...

Las cortinas
embozan
sus cuerpos
mecidas por
el impacto
de bombas
que rugen cercanas.
Se desparraman
indolentes notas
de un piano
en la habitación
de al lado.
Ajenos los amantes a
aquello y esto
se esparcen
ante la cercana
muerte.
No ríe la última.
No ríe mejor

No hay comentarios:

Publicar un comentario